Policíaco

Sorprenden feligreses a sicarios tirando cadáver; matan a uno y hieren a diez

YURIRIA, GTO; Luego de que varias personas se retiraban de la fiesta patronal, un grupo de delincuentes fueron sorprendidos cuando tiraban un cadáver en la vía pública, y les dispararon, mataron a un hombre y lesionaron a 10, entre ellos a una menor de edad.

Estos hechos se registraron la noche del sábado en la comunidad de San Pablo Casacuarán, en donde los testigos dijeron que al terminar un desfile con carros alegóricos por la fiesta patronal, se reunieron para después irse en grupos a casa.

De repente, llegaron varios vehículos con hombres armados que fueron sorprendidos cuando bajaban el cadaver de un hombre, desnudo con las manos atadas y con signos de violencia, para dejarlo sobre la calle bocabajo

Al verse descubiertos, los delincuentes comenzaron a disparar contra el grupo, para después darse a la fuga.

Cuatro lesionados se fueron por sus medios al hospital comunitario de Uriangato, otros dos se trasladaron al de Yuriria y tres al de Moroleón en donde recibieron atención médica en donde los médicos dijeron que dos están delicados, pero estables.

En el lugar de los disparos, la policía encontró dos cuerpos, el que tiraron los delincuentes que no está identificado, y el que cayó por las balas de los delincuentes, y del que no se precisó el nombre pero que tenía 33 años.

La policía dijo que los lesionados fueron identificados como Miguel Angel “N” de 33 años, quien presenta un balazo en la columna en la octava vértebra, y posiblemente no vuelva a caminar.

Diana “N” de 41 años, presenta dos heridas en el dorso, ella vino a la fiesta desde Zitácuaro de donde es vecina.

Mario Alberto “N” de 24 años, on domicilio en Santiago Maravatío. Camila “N” de 17 años de esta comunidad de Casacuarán, al igual que Patricia “N” de 25, Fabiola “N” de 41, Alejandro “N” de 20.

José Everardo “N” de 47 quien al igual que José Alejandro “N” de 41, se encuentran delicados pero estables.

Los dos cuerpos fueron trasladados al Semefo de Celaya para la práctica de la necropsia legal.

En el lugar, estuvo la Guardia Nacional, mientras que las Fuerzas del Estado realizaron recorridos de vigilancia mientras que los peritos de la Fiscalía realizaron sus actividades protocolarias.