Laja-Bajío

Operará de nuevo Arrocera del Bajío

Cortazar, Gto.- La arrocera del bajío, cumplió con el convenio realizado con el municipio para poder operar y eliminó el proceso de secado de la cáscara de arroz, por lo que también recibió el aval de PAOT y de la dirección de Medio Ambiente para poder operar, luego de que en el mes de junio fuera clausurada por contaminar con los residuos de la cáscara en al menos dos colonias aledañas.
La directora de jurídico y derechos humanos de la administración municipal, Gloria Rodríguez señaló que después de las revisiones que realizo la Procuraduría Ambiental y la dirección de Medio Ambiente del municipio, se pudo constatar que la empresa desmantelo la maquinaria para el secado de la cáscara, lo cual generaba contaminación, por lo cual se cumple al cien por ciento el convenio establecido con la empresa, luego de que esta solicitó una prórroga para cumplir el convenio, ya que se venció en diciembre.
Esta  decisión se tomó luego de que la petición original para colocar campanas en las torres de secado, no era costeable para la empresa, por lo cual luego de supervisar el desmantelamiento de las torres, finalmente se llegó a lo cumplido en el convenio que se estableció en junio del año anterior.
“Al final se logró que la SMAOT  viniera a supervisar, incluso también ecología, fuimos participes y testigos del desmantelamiento y con esto al no existir la problemática que era la que causaba el problema en la ciudadanía, se da por terminado el convenio”.
Las quejas de colonos de las áreas de Del Valle y Del Río y aledañas eran constantes, durante años, debido a que acusaron afectaciones en la salud, por el filtrado de polvo de la cáscara de arroz, lo cual les generaba infecciones en ojos, piel e incluso problemas respiratorios además de afectaciones en animales y la constante suciedad que se generaba en los hogares.
El 10 de junio de 2021, la Procuraduría Ambiental del Estado, clausuro las instalaciones de la arrocera debido a las constantes quejas vecinales, por lo cual se firmo un convenio con el municipio y se dieron seis meses para completarlo, el cual incluyó reforestación en la zona y adecuar ciertas zonas de la empresa.