Policíaco

Mujer en estado de ebriedad ocasiona accidente

Celaya, Gto. Mayo 25.- Luego de salir de una reunión en donde brindó en repetidas ocasiones, que después le impidieron manejar consciente e hizo caso omiso, una mujer en estado de ebriedad produjo accidente con tres lesionados, uno de gravedad, y cuatro vehículos dañados.
Testigos dijeron que la joven mujer, que fue detenida, “estaba completamente ebria”, y que luego de atropellar una moto en la que viajaba una pareja, chocó con otros tres autos estacionados y aún trató de darse a la fuga por una calle cerrada, pero fue detenida por los afectados.
Estos hechos se registraron hoy por la noche, cerca de las 22 horas, sobre la avenida El Sauz en la colonia Imperial, frente a una gasolinera, y cerca del eje Manuel Clouthier.
Testigos presenciales, que esperaban la cena que ordenaron en una taquería a un lado de la gasolinera, dijeron que un auto Pasant color azul, circulaba con alta velocidad sobre la avenida El Sauz, para rebasar una fila de vehículos que circulaban lento.
Esta imprudente acción alcohólica, produjo el atropello de la moto y sus tripulantes dos mujeres y un hombre, que “volaron” y fueron regados en el pavimento, donde fueron auxiliados por los paramédicos de Cruz Roja; se supo que el varón resultó más grave y fue trasladado al hospital.
Con el rebase precipitado, se impactó en la parte posterior de un auto compacto gris, de modelo reciente, le provocó pérdida total y afortunadamente, estaba estacionado y no había tripulantes a bordo.
Este auto con el golpe, se estrelló contra otro de color blanco y de modelo clásico, al que también le produjo daños considerables, y el tercero, fue un auto color rojo, con dos personas a bordo al que solo le tiró la facia.
El auto de la joven en el que pretendió huir, presenta daños considerables al frente y en el lado izquierdo, y pese a todo, ella no tenía lesiones, según la revisión que se le practicó.
Se indicó que la conductora al percatarse de los daños que causó, y aunque su auto los tiene en el frente sin afectar el motor, trató de darse a la fuga por un lado de la gasolinera, pero es una privada y al echarse en reversa, varias personas la detuvieron y sacaron del auto.
Todavía con improperios trató de zafarse de sus captores, que le quitaron las llaves del auto, y la entregaron a elementos de la policía preventiva que la mantuvieron esposada hasta que llegaron los de Policía Vial, la metieron a la patrulla hasta terminar los peritajes y evaluar daños.
Más tarde llegaron las grúas para remolcar los autos dañados al corralón, para seguir el proceso en el que la ebria conductora despertará, además de la resaca o “cruda”, con una enorme deuda por los dos autos siniestrados con pérdida total, los daños del propio y además la multa de vialidad.