Estado

La sanidad e inocuidad, son la llave de acceso a los mercados nacionales e internacionales: Paulo Bañuelos

Celaya, Gto. Junio 26.- Hoy en el Día Nacional de la Sanidad Vegetal, Pablo Bañuelos Rosales dijo que la sanidad e inocuidad, son la llave de acceso a los mercados nacionales e internacionales, y permiten que el clúster agroalimentario sea el segundo más importante en la entidad.
En un evento que se realizó en el auditorio “Francisco Merino Rábago” de la Sader, el secretario de Desarrollo Agroalimentario del Estado, también estuvo acompañado de funcionarios que desarrollan actividades con las que se logran productos agrícolas de calidad.
Bañuelos Rosales también señaló que se tiene muy claro en Guanajuato, la importancia la sanidad “y por ello, es la razón por la que este aspecto no se descuida ni un momento”.
Sin embargo, reconoció que, aunque se tuvieron algunas contingencias fitosanitarias, “no se llegaron al punto de frenar las exportaciones de productos del campo, lo que permite que el clúster agroalimentario sea el segundo más importante en el estado, después de automotriz”.
También dijo que aún hay muchos retos por enfrentar, y en términos de sanidad vegetal queda mucho por hacer y se debe trabajar en la profesionalización de esta actividad para alcanzar los niveles de excelencia que se persiguen con el distintivo “Guanajuato Zona Premium”.
En esta ceremonia de conmemoración se aprovechó la ocasión para agradecer a los productores del campo, investigadores, a los técnicos que manejan la sanidad vegetal y a todos aquellos que hacen el control de plagas y enfermedades.
Pues gracias a su trabajo, el estado de Guanajuato se consolida como pionero en la sanidad vegetal en el país, y es por ello que se mantienen las relaciones comerciales con otros estados y países en el mundo.
En el evento se hizo un reconocimiento por sus trabajos de investigación al doctor Rafael Bujanos Muñiz, ex investigador del INIFAP, pues con su apoyo se resolvieron problemas con el gusano cogollero.
Las gallinas ciegas, la paratrioza, el pulgón amarillo, la palomilla dorso de diamante y la más recientemente la chicharrita en maíz.
El doctor Bujanos no se quedó con sus conocimientos únicamente en su laboratorio, salió a capacitar agro productores y técnicos, los que se tiene la seguridad de que continuarán sus aportaciones a la sanidad vegetal en Guanajuato.
Hizo una invitación para continuar con el impulso a la sanidad vegetal de manera honesta y profesional, pues si se descuida, tarde o temprano el tiempo cobrará la factura en términos de salud de las personas, en términos económicos y hasta en contaminación y cambio climático.